Guia de Zona Norte
Familia de Guia Villa NuevaBienvenidos !
En Guía Villa Nueva uno puede informarse, conseguir datos útiles, buscar propiedades, vender o comprar usado, debatir temas, etc. Los que hacemos Guía Villa Nueva pensamos en una herramienta de uso diario para unir a las familias que viven en los Barrios Cerrados de Tigre.
Recibe las novedades de Guía Villa Nueva en tu email:  

Beneficios y riesgos de practicar yoga: un ejercicio de sentido común 0

Posted on febrero 16, 2012 by admin

Hace unos pocos días me preguntaron acerca de los perjuicios que podía ocasionar el yoga. Es bastante difícil que, como profes, nos focalicemos en hablar de los daños en vez de los beneficios. Muchas veces decimos que esos perjuicios no son la consecuencia del yoga sino el resultado de una mala aplicación o de algo que nos negamos a asociar con la verdadera práctica del yoga.
Sin embargo, es importante hacer algunas aclaraciones en este aspecto. Yoga es una ciencia muy antigua; no en el sentido moderno del término sino en cuanto a la aplicación práctica de un “modelo”  que tiene en cuenta métodos, pasos, técnicas  que se sirven de herramientas precisas. Para poder lidiar con todas estas variables, necesariamente se requiere de una formación comprometida y continua. Más allá de todo el bagaje teórico que pueda encontrarse en nuestras formaciones (desde las fuentes más antiguas que se remontan a cientos de años hasta las versiones más modernas o “remixadas”), los profesores de yoga lidiamos con seres mortales. Esto es: personas de carne y hueso con problemas que en muchos casos afectan su calidad de vida y su salud. Frente a esta situación cotidiana en nuestro trabajo, dejo planteadas estas preguntas que apelan al ejercicio de nuestro más sabio sentido común:
¿Es posible pensar que una postura –per se- va atener efectos iguales  en cualquier persona, de cualquier edad, en cualquiera etapa de su vida?
¿Es posible imaginar que voy a poder corregir mi escoliosis (desviación más o menos simple, dentro de las patologías de columna) en una clase grupal general de 30 personas?
José sufre de stress y decide probar una clase de yoga siguiendo el consejo de su médico. Se anota en una clase grupal y durante la hora y media que dure la clase luchará estoicamente para conseguir esa forma tan exótica como desafiante que ve “hecha carne” en sus compañeros más avezados. ¿Es posible creer que José encontrará en esa clase la herramienta para empezar a bajar su nivel de exigencia y/o presión?
María no sufre de stress y decide probar una clase de yoga por simple curiosidad. Se anota en una clase grupal y a la media hora se felicita por haber conseguido esa forma tan exótica como desafiante que propone el profesor.  Se siente vital y rejuvenecida al terminar la clase. Es tal su entusiasmo que al cabo de un mes decide empezar a practicar todos los días en su casa y por su cuenta. Lo que más practica son los arcos ya que es lo que mejor le sale y para lo que, se convence, “evidentemente nació”.  Al cabo de seis meses  se levanta como todas las mañanas, hace su práctica, prepara su desayuno pero se le cae la tostada con mermelada justo cuando estaba por llevarla a la boca. Se agacha para levantarla y ése es el último movimiento de su espalda por los próximos tres días. Consultas, inyecciones,dolor de por medio confirman su lumbalgia producto del pinzamiento nervioso que responde a  la acentuación desmedida de su curva lumbar. Pero ¿cómo? ¿No era que el yoga era óptimo para su columna?
Juan estudió los beneficios de la postura “sarvangasana” (paro de hombros o a veces conocida como “la vela”) y en todas las fuentes consultadas confirmó el beneficio de esta postura en la activación de la glándula tiroides. Como Juan acaba de ser diagnosticado con hipotiroidismo, no tiene dudas de que, aparte de la medicación indicada, “su postura” de por vida es y será sarvangasana. Así es como decide practicar la postura no menos de 5 minutos cada día. Un año después Juan está contento porque ya no sufre de cansancio extremo y su digestión mejoró notablemente. Todavía no pudo constatar fehacientemente si fue producto de la ingesta prescripta de T4 o de sarvangasana pero prometió respondernos más adelante cuando termine sus sesiones de kinesiología; producto de su más reciente rectificación cervical…
Dolores se considera una practicante experta. Hace quince años que practica yoga y en sus clases grupales ya comenzó a aplicar bandhas (cierres y/o contracciones de determinadas zonas específicas del cuerpo que suelen acompañar a determinadas posturas y/o ejercicios de respiración). Los bandhas no son para novatos; ella lo sabe muy bien. Por eso ahora que fue iniciada en los tres bandhas sabe que está en otro nivel de su práctica. Se siente más liviana y rebosante de energía. Dolores trabaja como azafata y los cambios horarios siempre produjeron estragos en su nivel de vitalidad. Es por eso que ya se decidió a incorporar los bandhas a sus ejercicios de respiración matinales.  Ahora sí que puede disfrutar de los efectos profundos del pranayama, se dice. Tres años y muchos bandhas después Dolores deduce que el efecto revitalizador de sus ejercicios matinales no alcanzan a contrarrestar el cansancio que le genera su reciente problema de incontinencia urinaria. Pasará mucho tiempo hasta que alguien le ayude a relacionar esto último con la aplicación desmedida de bandhas.
Cualquier similitud con la realidad NO es pura coincidencia. No necesitamos ser expertos para, al menos, ensayar una respuesta a estas preguntas. Por más que a los sinceros y fieles practicantes de yoga no nos guste hablar de las malas aplicaciones, o las mal llamadas prácticas de “yoga”, los riesgos existen. Y quizás estos errores o efectos no deseados, lejos de generar miedo o aversión, revistan un matiz positivo al expresar  los efectos concretos y poderosos que tienen las herramientas de esta antiquísima sabiduría. Las herramientas de yoga producen efectos tan concretos como profundos; es, al menos, irresponsable aplicarlos indiscriminadamente.
Toda mi experiencia como alumna y profesora de yoga es indudablemente positiva.  Sin embargo, las recetas aplicadas masivamente, sesgadas por las tendencias de moda, lideradas por personas sin la suficiente formación, experiencia, conciencia, compromiso y vocación de servicio tienen sus consecuencias.  Así como también lo tiene la inconciencia de quienes se autodiagnostican “recetas yóguicas” online o quienes copian las fórmulas del último bestseller rankeado en el diario del domingo. En cualquier caso, es responsabilidad de cada uno limitar la costumbre de “automedicarse” como así también es la responsabilidad de cada profesor buscar y dar lo mejor de sí mismo, después de haberse respondido estas simples preguntas.

“Almazuelas” el lugar que las mujeres de Villanueva estaban esperando!!! 0

Posted on septiembre 10, 2011 by admin

No sabes que hacer con ese mueble viejo que tenes en tu casa? Queres reciclarlo y no te animas? En Almazuelas te enseñaran todo lo que necesites. El Lunes 12 de Septiembre empieza el curso de Arte y creatividad!!!

Almazuelas es un lugar que reune a las mujeres de la zona para compartir juntas momentos de reflexion, aprendizaje y diversion. Te propone cursos y talleres, donde el arte, la creatividad, la reflexion, el análisis, y otras disciplinas se presentan a través de una enseñanza divertida y dinamica.

No te lo pierdas!!! Te va a encantar!

Te esperaran con una taza de té, cosas ricas y tiempo como decía el osito Osías “de jugar, que siempre es el mejor”. El juego, la creatividad y el tiempo no apurado, pueden volver a formar parte de tu vida.

Llama ahora mismo y reserva tu lugar para empezar este Lunes!!!

Lunes de 13:30 a 15:30 hrs.

Calle Italia 4208, Benavidez

Tel: 3221-3213/ Cel (011) 1565710997

www.almazuelas.com.ar

Para informarte sobre los cursos de Septiembre o sugerir otras cosas que te gustaría hacer o aprender, envíanos tu mail a almazuelas@almazuelas.com.ar

SaberEs Nordelta: Charla gratuita 0

Posted on noviembre 29, 2010 by admin

Diciembre en Saberes!  “La sociedad actual nos conduce a creer que somos sólo nuestras identidades externas.  Sin embargo, el Dr. Warter, apoyándose en la ancestral sabiduría de las religiones, sus propias experiencias y sus conversaciones con el Dalai Lama y otros líderes espirituales, nos muestra que, para alcanzar la sanación y ser nosotros mismos, debemos transcender las restringidas identidades que asumimos diariamente. El apego a estas falsas identidades, a estas personalidades limitadas, nos conduce irremediablemente al estrés crónico, nos hace enfermar y dificulta el descubrimiento de nuestro gran tesoro:   nuestro yo sagrado.”
Vení a la Charla Gratuita del Dr. Carlos Warter M.D Ph.d titulada “En Busca de la Esencia de Nuestro Ser”, el Viernes 3 de Diciembre a las 19.00 horas! Llamanos o escribinos para anotarte dado que el cupo es limitado! También te proponemos un Seminario del Dr. Carlos Warter M.D Ph.d el Sábado 11 de Diciembre a las 10.00 horas titulado: “Conocerse es Sanarse”

Mayor informacion de“Saberes”

Yoga y Meditación: Gabriela Binello! 0

Posted on septiembre 09, 2010 by admin

Meditar: un viaje de “lo burdo” a “lo sutil” Para muchas personas, meditar significa “respirar de una manera” muy exótica o extensa. En muchos casos, la meditación se asocia con permanecer quietos durante horas en una misma posición (desde esta perspectiva, si es la posición de loto –padmasana- mucho mejor). Desde aquí, intentamos explicar sintéticamente lo que significa meditar, basándonos en una de las fuentes principales de esta definición: los Yoga Sutras de Patánjali. A su vez, intentamos aclarar que existen diferentes pasos o etapas hasta llegar a cierta experiencia de meditación. También describimos la utilidad de las prácticas grupales para meditar.
¿Qué es meditar? Meditar es establecer una conexión profunda y fluida con un objeto (físico o abstracto; material o conceptual; burdo o sutil). En otro nivel, meditar es establecer una conexión profunda prescindiendo de cualquier objeto. En este artículo, nos referiremos siempre a meditar utilizando un objeto. Cuando hablamos de meditación, la conexión entre el meditador y el objeto es tal que las cualidades de ese objeto comienzan a despertarse en la persona que medita. Para poner un ejemplo, si medito durante mucho tiempo visualizando una flor, es probable que las cualidades del objeto “flor” comiencen a revelarse en mi vida. En algún punto, es tan simple como cuando nos asociamos con cierto tipo de entornos por mucho tiempo y asumimos cualidades o características de ese entorno. En otro punto es algo complejo ya que nuestra mente actual está acostumbrada a saltar de un pensamiento a otro así como se ve afectada por múltiples estímulos externos.  ¿Se puede aprender a meditar? Es bastante improbable que me disponga a meditar y simplemente “suceda” tal o cual conexión (no lo descartamos pero, suele ser difícil en nuestra vida moderna). Sin embargo, es más simple experimentar diferentes pasos o estadios que nos van conduciendo a la meditación. La primera expresión de la meditación se manifiesta cuando podemos enfocarnos en algo, sin que nada nos distraiga (ni siquiera el flujo habitual de nuestros pensamientos). Aprender a meditar es posible y, como toda práctica, se “establece” cuando la sostenemos en el tiempo y de manera  regular. ¿Qué rol cumple el profesor en la meditación? ¿Es necesario meditar con alguien o solo? Como dijimos, la meditación es un vínculo entre una persona y un objeto. Esto implica que la meditación en sí es un acto completamente único a cada ser humano (nadie puede meditar por mí, nadie puede asegurarme que vaya a meditar). Sin embargo y como ya dijimos, no siempre es posible meditar solos de entrada. Entonces, en las prácticas meditativas el profesor guía a los alumnos a través de diferentes pasos y utilizando diferentes herramientas para facilitar esa conexión. Es interesante comprender que el profesor guía hasta un determinado punto. Luego la meditación, esa conexión profunda y única entre el meditador y su objeto, puede suceder o no. ¿Puedo ir a una práctica de meditación si nunca medité? ¿Qué pasa si quiero meditar pero no puedo quedarme quieto? Siempre aprendemos desde lo “más burdo” a lo “más sutil”. Justamente, lo que se trabaja en las prácticas meditativas es ir conectando lenta y gradualmente con el foco en cuestión. Esto implica la utilización de diferentes herramientas y técnicas que nos ayudan a aquietar nuestro cuerpo y nuestra mente para acceder a una conexión real. Con esto decimos: las prácticas meditativas, en un comienzo, involucran posturas y secuencias suaves, así como respiraciones o utilización de sonidos que nos ordenan y enfocan. La combinación de estas herramientas nos prepara para la quietud física y mental –requisitos básicos de la meditación. ¿Qué beneficios trae meditar? Los beneficios de la meditación también se van manifestando en diferentes intensidades y niveles, como los pasos mismos de ese proceso. Entre ellos, podemos decir las prácticas meditativas: -Calman la mente, aquietan el flujo incesante de pensamientos.
-Van “limpiando” gradualmente nuestra mente de pensamientos y patrones negativos. -Nos enseñan a despegar gradualmente de las urgencias de los sentidos. Por lo tanto, percibimos mejor y más claramente. -Enfocan nuestra mente y, ese “ejercicio”, nos permite mejorar nuestra concentración y foco en general. -Nos van acercando a pensamientos y cualidades positivas (más allá de la afinidad con tal o cual elemento, buscamos que los focos de meditación sean siempre positivos).  Nos revelan y conectan con nuestra esencia, con nuestra propia naturaleza. En este sentido, nos brindan claridad, fortaleza y paz.

Contactarse para Clases de Yoga con Gabriela Binello

Practicar Yoga … 0

Posted on agosto 10, 2010 by admin

¿Por qué elegimos practicar Yoga? Todos habremos escuchado hablar de “yoga” y en muchos casos, habremos experimentado alguna clase. Estas líneas no pretenden definir una práctica de yoga sino reflexionar sobre el sentido o la inquietud original que nos moviliza para asistir a nuestras clases.Es evidente que si decidimos probar por primera vez una clase, es porque esperamos tener algún cambio con un resultado o efecto positivo en cualquier ámbito que se nos ocurra. Y resulta ser que esto tiene coherencia porque más allá de cualquier definición, las prácticas de Yoga producen efectos concretos en nuestro sistema (cuerpo-respiración-mente). Entonces, cada vez que tomamos una clase de yoga, podemos experimentar sus beneficios inmediatos en mayor o menor grado. Sin embargo y, bajo el mismo criterio, si no tomo la práctica indicada para mí, no solamente no obtendré beneficios sino que es posible que me lastime o empeore alguna condición inicial. Justamente porque somos personas diferentes, con “recorridos” diferentes, con necesidades diferentes y porque “hacer yoga” genera efectos concretos.Con el tiempo fui comprendiendo cada vez más esta idea tan simple (y tan básica en nuestra tradición de Yoga) así como fui prestando más atención a los relatos de muchas personas que practicaban yoga (diferentes estilos más o menos modernos o desafiantes) y, sin embargo, convivían con dolores crónicos de espalda, cabeza, cuello, hombros (sólo para remitirme a los más leves).Es interesante cómo a veces naturalizamos el malestar o el dolor. Claramente podemos ver esto cuando, en nuestra vida cotidiana, el stress se apodera de la agenda y hasta el tiempo libre se transforma en una actividad obligatoria y… agotadora. Es común –y hasta lógico, teniendo en cuenta desde qué parámetros se practica- escuchar hablar de las lesiones por hacer tal o cual deporte pero debería ser insólito que practicar Yoga profundice alguna dolencia. Y más insólito aún que no cuestionemos eso. ¿Es posible que alguien diga que disfruta de permanecer media hora en sirsasana (paro de cabeza) pero interrumpe la charla para tomarse un relajante muscular porque la contractura en el cuello lo desconcentra para seguir hablando? ¿O que queramos llegar al objetivo de caminar por nuestra casa en urdhva dhanurasana (el arco o puente) pero no podamos hacer la cola del super del dolor de cintura que tenemos? Creo que todas estas preguntas así como las que podemos hacernos al decidir tomar una clase de yoga, se responden con la definición más simple, más profunda y más básica:  El yoga es un estado en donde nuestra mente más superficial (los pensamientos cotidianos, etc.) se silencia y aflora un estado profundo de gran bienestar y calma. Para llegar a ese estado de yoga, necesito trabajar con todas las “capas” de mi ser: cuerpo, respiración, mente, emociones. El profesor necesita ajustar todas las herramientas que dispone para lidiar con la especificidad de cada ser humano. Entonces, las posturas, secuencias o respiraciones más o menos complejas o desafiantes no son buenas o malas “en sí” sino que -de acuerdo a lo que cada persona necesite para llegar a ese estado de yoga-, pueden ser útiles o no. Desde la tradición Krishnamacharya, este principio para aplicar en las clases (tanto en nuestra condición de profesores como en la de alumnos) se enseña y experimenta desde el primer día. De la misma manera que se enseña y se experimenta una “verdad” que seguro no se ajusta a las lógicas de comodidad inmediata y/o a las soluciones mágicas que promete el marketing y la publicidad. Esto es: la práctica, aquella que me permite llegar a un verdadero estado de yoga, da frutos reales cuando la sostengo en el tiempo, de manera regular, sin interrupciones y con una actitud abierta y positiva para aprender.

Contactarse para Clases de Yoga con Gabriela Binello

Related Posts with Thumbnails
GUIA: Buscar por categorias
Animales Arte Autos Construccion Cursos y Talleres Decoracion Delivery Deportes Educacion Eventos Indumentaria Inmobiliarias Jardin Jugueterias y Librerias Mantenimiento Hogar Náutica Piletas Profesionales Promociones Remiserias Restaurantes Recreacion Infantil Salud y Belleza Seguros Tecnologia Turismo Otros

  • Acerca

    Blog Villa Nueva es el nuevo espacio virtual creado por y para los vecinos de Villa Nueva con el fin de mantenernos actualizados sobre las novedades que suceden a diario en nuestra zona.

Guia Villa Nueva on Facebook

Promociones, descuentos y beneficios en Villa Nueva

maquillaje, social, novias, casamientos, fiestas, make up, maquilladora, villa nueva, nordelta, santa barbara, tigre

Piletas, piscinas, norpool, villa nueva, nordelta, tigre



↑ Arriba